• Estrellas blaugranas

    1982: Luis Miguel Santillana

    Un palmeo decisivo frente al Madrid le hizo entrar en la historia del Barça

    2 - Barcelona21dic- SANTILLANA-70

    El palmeo de Santillana significó la derrota del Madrid en el Palau y facilitó el camino del Barça hacia el título de Liga

    Luis Miguel Santillana es un claro ejemplo de que puedes entrar en la historia de un club sin haber jugado mucho tiempo en él. El popular Santi fue uno de los mejores jugadores de la época y, sin duda, el pívot con más calidad y más coordinado en unos años en lo que no era fácil encontrar un hombre alto (2,05 metros) que se moviera con soltura, tirara con eficacia y jugara con inteligencia. No es extraño que llegara a jugar en la selección europea y fuera 159 veces internacional con la española. Santillana, que nació en Barcelona el 13 de agosto de 1951, se formó en las categorías inferiores del Laeitá y desarrolló toda su carrera deportiva en el Joventut de Badalona, en donde ganó una Liga, tres Copas y una Korac. Se retiró en 1981 (con apenas 30 años). “Siempre dije que si hubiera jugado en un equipo más grande, yo hubiera sido más grande”, comenta. Tuvo la oportunidad de ir al Real Madrid siendo juvenil (se le ofrecía ir un año a formarse a North Carolina), pero se decidió por la oferta del Joventut. “Estimamos que era mejor para mi progresión quedarme en la zona de Barcelona. La presencia de entrenadores como Juanito Canals y Eduardo Kucharski nos ayudó a decidirnos”, recuerda. “No era un pívot machacón, pero sí habilidoso. Tenía buena mano y dominaba el gancho. No es verdad que no me gustase pegarme, pero sí es posible que mi debilidad podía ser la defensa. De todos modos, solían ponerme al lado a un pívot más de choque”, explica el propio jugador.

    LM Santillana-70

    Santillana en su primera temporada vistiendo de blaugrana

    Pero Santillana sorprendió al mundo del baloncesto decidiendo volver un año después. Y nada menos que al FC Barcelona después de aceptar una oferta que le había realizado Antonio Serra, entonces entrenador barcelonista.
    Fueron dos años de blaugrana que se convirtieron en historia porque se consiguió ganar una Liga de forma épica derrotando al Madrid en el Palau cuando todo parecía perdido y con un palmeo decisivo de Santillana. “Fue una gran remontada. Creo que llegamos a perder por 17 puntos y entonces Antoni Serra decidió sacarnos a Manolo Flores y a mí, que éramos los dos veteranos. Esa jugada final es fruto de 20 años de carrera. No fue sencillo, pero intuí que el balón podía ir allí tras el tiro de ‘Marcelo’ (Marcelus Starks)”. Se jugó el 12 de febrero de 1983 y se llegó a la jornada número 20 con el Madrid imbatido y el Barça con una sola derrota (91-85 en pista blanca). Una victoria del Madrid le daba el título y un triunfo barcelonista provocaba un partido de desempate. Solozábal, Epi, Sibilio, De la Cruz y Starks salieron por los blaugrana y Corbalán, Delibasic, López Iturriaga, Fernando Martín y Romay, por los blancos. En los últimos minutos de la primera mitad Delibasic puso la máxima diferencia hasta ese momento (36-45). En la segunda mitad la ventaja del Madrid se estabilizó sobre los 15 puntos cuando Serra tomó la decisión de hacer entrar a Santillana por De la Cruz) y a Flores (por Sibilio). Los dos veteranos impidieron que la ventaja se ampliara pero el partido parecía perdido cuando el Madrid ganaba por 10 puntos falta de 5 minutos.

    Solo jugó dos años en el Barça pero dejó constancia de su calidad y fue decisivo para ganar la Liga

  • Estrellas blaugranas

    1982: Luis Miguel Santillana

    Un palmeo decisivo frente al Madrid le hizo entrar en la historia del Barça

    A falta de 1:45 una suspensión de Delibasic pone al Real Madrid +6. Los visitantes están dos arriba a falta de 50 segundos y una valiente entrada de Flores pone la igualada, que podía ser definitiva porque en aquella época valía el empate. Falla Delibasic en el ataque blanco y tampoco acierta Starks en una media vuelta. El partido parece sentenciado con el último tiro cuando aparece Santillana desde atrás para encontrar un pasillo entre muchos jugadores, palmear el balón con la mano izquierda y poner el definitivo 82-80… que sirvió para ganar el título en el desempate de Oviedo porque Barça y Madrid ganaron los seis partidos que restaban.

    Luis Miguel Santillana, que ese día anotó 10 puntos, había entrado en la historia barcelonista con su espectacular palmeo.

    FCB 1983-1984-SANTILLANA-70

    Este es el equipo que ganó la Liga en la temporada 1981-82 con Santillana en él

Newsletter

Informa't de les nostres activitats per mail:

Copyright © 2016 - Associació d'antics jugadors de bàsquet del F.C. Barcelona

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad