• Estrellas blaugranas

    1990: José Luis Galilea

    Formó parte de un joven Barça y se convirtió en jugador importante

    Galilea equipo-70

    La temporada 1990-91 vió la incorporación de Galilea y otros jóvenes en el primer equipo del Barça

    Solo una rodilla maltrecha pudo frenar a un jugador especial y con chispa como era José Luis Galilea, un guipuzcoano nacido en San Sebastián el 9 de julio de 1972 y que llegó a jugar en 12 equipos y que pasó del juvenil del Real Madrid al juvenil del Barça en los albores de su carrera deportiva y del Barça al Madrid ya consagrado. ‘Galis’ llegó al Barça en la temporada 1989-90 para jugar en el equipo juvenil y tras haber intentado ir a formarse a el baloncesto universitario estadounidense. En 1990, Bozidar Maljkovic lo incorpora al primer equipo barcelonista y allí estaría hasta 1996 aunque la marcha del técnico serbio le perjudicó claramente porque su relevo en el banquillo, Aíto García Reneses, tenía ideas diferentes. En esas seis temporadas Galis ganó dos Ligas y dos Copas y siempre respondió perfectamente cuando se contó con él. «Gracias a López Abril y Boza Maljkovic -y a mi muchísimo trabajo también- di un salto de calidad importante que me permitió asomarme siendo todavía junior a la ACB. En un año pasé de jugar en el Picadero frente a los amigos y a la familia a hacerlo en el Palau Sant Jordi ante 17000 espectadores, fue un cambio bestial. De todas maneras a mi el entorno me daba igual, yo quería ser un buen jugador de baloncesto lo demás me daba igual», recuerda sus inicios en el Barça.

    Galilea_nou_president_dels_veterans1-70

    Galis todavía juega con los Veteranos del Barça

    «Fueron unos años increíbles, formamos un gran grupo dentro y fuera del campo y eso se reflejaba en los resultados sin duda. Había gente con mucho baloncesto a sus espaldas: Epi, Jiménez, Montero, Karnishovas, Xavi Fernández, Salva Díez, Middleton… sólo con mirarnos solucionábamos problemas…», apunta Galilea que se define como «un jugador trabajador, que le ponía todo el corazón en lo que hacía y que creía mucho en mi mismo. No he sido un jugador de talento y tenía claro que ese era mi camino para llegar, trabajar, trabajar y trabajar para poder alcanzar el nivel que deseaba… Creo también que supe adaptarme y reinventarme en función de las diferentes situaciones a las que me he ido encontrando».

    Tras el Barça pasó por el potente Kinder Bolonia -ganó una Copa italiana-, León, Orense, Ionikos griego, Murcia, Zaragoza, Guipuzcoa y Cantabria. Incluso volvió al Madrid para jugar una temporada. «Sergio Scariolo confió en mi a pesar de los problemas que tenía en una rodilla. Creo que él y yo éramos los únicos que confiábamos en que podía jugar con normalidad», apunta Galis, que volvió al Barça para se entrenador del CB Cornella y para presidir la Associació de Veterans, en la que realizó una gran labor, pero que debió abandonar cuando Indiana Pacers le nombró ojeador principal para Europea. También fue Director General del Sevilla.
    Explosivo en la pista, también lo fue fuera de ella, con multiples proyectos y una mentalidad inquieta. José Luis Galilea es una de esas personas que dejan huella allá por donde pasan.

Newsletter

Informa't de les nostres activitats per mail:

Copyright © 2016 - Associació d'antics jugadors de bàsquet del F.C. Barcelona

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad