• Estrellas blaugranas

    1986: Andrés Jiménez

    Llegó al Barça para cambiar la forma de jugar de los jugadores altos

    Andrés Jiménez deambulaba por su Carmona (Sevilla) natal cuando uno de esos descubridores de talentos tan abundantes en aquella época (hablamos de mediados de los 70) le invitó a participar en una ‘operación altura’, que eran entrenamientos con jugadores altos para que éstos tuvieran visibilidad para los clubs. A Jiménez se lo llevó a Badalona el CB Cotonificio. Corría el 1977 y tenia 15 años. Con Aíto como entrenador en el primer equipo del Cotonificio jugó desde 1977 a 1983; después pasó al Joventut (desde 1983 a 1986) y finalmente fichó por el Barça en 1986, siempre de la mano de Aíto y después de unas negociaciones que nunca fueron entendidas en Badalona y que crearon una seria polémica.

    Andres Jimenez-70

    Andrés Jiménez llegó al Barça en el año 1986

    En el club barcelonista estuvo hasta 1988 y el 13 de septiembre de ese año vió como la entidad le hacía un homenaje y retiraba su camiseta, que luce en el Palau junto a las de Epi, Solozábal y Dueñas.

    Debutó en el baloncesto de élite en las filas del Cotonificio de Badalona, para el que fue captado por Aíto García Reneses en 1977 tras participar en una Operación Altura. Sus progresos técnicos en el equipo badalonés fueron espectaculares y ya a partir de los primeros años de la década de los 80 empezó a ser considerado como una de las más firmes promesas del baloncesto español. En 1981 fue el líder del equipo del Cotonificio que contra todo pronóstico se proclamó campeón de España junior. En 1983, tras haber debutado un año antes con la selección, fue protagonista de uno de los casos más largos y conflictivos de la época: el Cotonificio había pactado su traspaso al FC Barcelona, pero él se negó a aceptarlo aduciendo cuestiones deportivas. Al mismo tiempo, el Joventut, que había contratado a Aíto, se interesó también vivamente por su fichaje. Ante la decidida postura del jugador, que entre otras cosas llegó a amenazar con marchar una temporada a una universidad de Estados Unidos y presentó ante la Federación Catalana un expediente por incumplimiento de obligaciones por parte del Cotonificio para solicitar su carta de libertad, el Barça renunció a su fichaje y Jiménez acabó fichando por el Joventut. El Cotonificio ingresó por su traspaso un total de 18 millones de pesetas, cifra récord en 1983 por el traspaso de un jugador. En 1986 fichó finalmente por el FC Barcelona, en el que ya estaba también Aíto.

    Marco diferencias porque con su altura jugaba muy bien lejos de la canasta

    jimix2-70

    Jiménez era muy bueno jugando lejos de la canasta

    Jiménez había comenzado a jugar como pívot (2.05 metros) pero pronto fue reciclado para jugar como exterior y se convirtió en un ‘tres’ que marcaba diferencias porque había pocos jugadores de sus características. No era un gran tirador a distancia pero se movía bien cara al aro y sabía aprovechar sus condiciones y los centímetros en los que casi siempre superaba a su marcador. Con el Barça ganó 7 Ligas y 4 Copas y una Korac y con la selección española (186 veces internacional) fue medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles’82 y en el Eurobasket de Nantes en 1983. Desde su debut como internacional, en 1982, fue indiscutible en la selección.
    Al margen del baloncesto, Jiménez -al que se apodó Jimix- mostró pronto su faceta artística. En Zaragoza realizó su primera exposición de comics y dibujos, de la que no se mostró demasiado satisfecho, porque se dio preferencia a la caricatura, cuando él se consideraba un diseñador con estudios de publicidad en la Escuela de Artes Aplicadas. Realizó un comic sobre la historia del baloncesto a través de los tiempos y un relato de cómo España alcanzó la medalla de plata en Los Ángeles con él como protagonista.
    Sobre su polémica con el Cotonificio, su salida del Joventut y su fichaje por el Barça, Jimix declaró en su día a El País que «Voy haciendo lo que debo hacer, que es ir a más». Fue un fichaje de excelente rendimiento porque 12 años en el Barça significaron una baza de peso para el equipo blaugrana y su gran salto como jugador. Andrés Jiménez (un 2.05 reciclado en alero) fue un adelantado a su tiempo

Newsletter

Informa't de les nostres activitats per mail:

Copyright © 2016 - Associació d'antics jugadors de bàsquet del F.C. Barcelona