• Estrellas blaugranas

    1976: Nacho Solozábal

    Fue el líder del Barça durante la mejor década de la historia

    Nacho Solozabal-70

    Nacho hizo historia el 22 de Diciembre de 1987 con un triple que derrotó al Madrid en la Final de Copa

    Nadie como él para ser definido como el ‘líder’. Nacho Solozábal fue, dentro y fuera de la pista, un referente para sus compañeros. Un base de 1,85 metros elegante e inteligente, que sabía donde hacer llegar el balón en cada momento. Formó con Epi y Sibilio el trío mágico que acabó con la hegemonía del Real Madrid y llevó al Barça a luchar por todo tras superar a los blancos. El mundo del baloncesto (el personal, no) le conoció siempre como Nacho y Nacho ganó 6 Ligas, 9 Copas y dos Recopas con el Barça, el único club de toda su vida deportiva. Salió del Colegio Maristas de San Juan y fue juvenil y junior ya en el club barcelonista, debutando en el primer equipo en la temporada 1975-76 cuando tenía 17 años (nació el 8 de enero de 1958) y de la mano de Ranko Zeravica, que siempre apostó por los jóvenes. Tomó el relevo de Miguel López Abril -otro jugador de la cantera- y pronto se convirtió en titular, posición que mantuvo hasta su retirada, en la temporada 1991-92. 16 años como barcelonista le convirtieron en un ídolo para los aficionados del Palau, además de un referente para la historia del club -su camiseta está colgada en el Palau- y del baloncesto español en general.

    Solozabal 1-70

    El capitán alzó muchas copas durante los 16 años como barcelonista

    El 22 de diciembre de 1987 nació el ‘triple de Nacho’ como ya se iba a conocer en el futuro la canasta que hizo al Barça campeón de Copa derrotando al Madrid en el último segundo de la final. Fue un partido espectacular, en el que los blancos fueron casi siempre por delante. El Barça perdía por 4 puntos a 90 segundos del final y a la última jugada se llegó con 81-83 para el Madrid. Los barcelonistas apuraron mucho la jugada, con movimientos que trataban de dejar en ventaja a Epi o Sibilio, a los que se señalaba como los ejecutores del último lanzamiento. Solozábal fue objeto de una falta por parte de Llorente, pero en aquella época se podía elegir entre lanzamientos y sacar de banda y Aíto se decantó por la segunda opción. Restaban 12 segundos y se diseñó una jugada para Chicho. Pero la defensa blanca le presionó con tres jugadores y Sibilio hizo circular el balón a la derecha del ataque barcelonista en el que estaba Solozábal. Éste no se lo pensó mucho -tampoco tenía tiempo- y lanzó un triple tan ortodoxo como certero. La imagen vibrante del base, con los puños al aire y recibiendo a sus compañeros que acudían a abrazarlo, quedó para siempre en la retina de los barcelonistas. «¡¡¡Entró, entró!!!» tituló su crónica José Manuel Fernández, enviado de El Mundo Deportivo a Valladolid.

    Fue el jugador que más títulos ha ganado con la camiseta blaugrana

  • Estrellas blaugranas

    1976: Nacho Solozábal

    Fue el líder del Barça durante la mejor década de la historia

    Solozabal-70

    Nacho mantuvo épicos duelos con Corbalán

    Solozabal-Robirosa-70

    Nacho y Robirosa son la pareja del básquet a TV3

    José María Aznar, entonces presidente de Castilla y León y madridista declarado, fue el encargado de entregar a Nacho la Copa. “Fue especial porque no habíamos empezado muy bien la temporada en Europa y ese triunfo nos dio tranquilidad y permitió hacer lo que hicimos después que fue ganar la Liga también”, explicó luego el base barcelonista. ¿Su mejor momento en el Barça? A nivel individual seguro que sí aunque a la hora de hacer balance a su trayectoria el jugador señaló que «lo mejor fue acabar con la hegemonía del Madrid y poder conseguir muchos títulos». Mientras que en lo peor no tiene dudas: «no ganar la Copa de Europa».
    Solozábal siguió rindiendo a un gran nivel y así estaba -siendo el jugador más utilizado tras Epi- al final de la temporada 1991-92 cuando la directiva del Barça decidió echarse atrás y no renovarle el contrato. “No me voy yo; me echan -explicó entonces Nacho-. He hecho lo posible y casi lo imposible por seguir en el Barcelona”. “Fue un momento muy difícil, porque yo esperaba continuar -analizó con tranquilidad años después-, pero el club decidió que no”. “No fue un problema económico, sino una diferencia de criterio”, aseguró.
    No le faltaron ofertas y en un principio pensó en cambiar de aires, “pero después de reflexionar vi que era mejor acabar en el club de toda mi carrera y dar un giro a mi vida”. Lo hizo. Aprobó las dos asignaturas que le faltaban para terminar Económicas, trabajó como tal y enseguida se dedicó a sus grandes ocupaciones desde hace muchos años: un excelente campus de entrenamiento para niños en la Federación Catalana y destacado analista de TV3.
    Nacho Solozábal sigue siendo un ídolo para el barelonismo y las dierencias que provocaron su salida del club fueron solventadas el 8 de octubre del 2006 cuando se le realizó un homenaje en el Palau -“soy un hombre del Palau y para mí es el santuario del baloncesto y de todos los culés”, dijo emocionado aquel día y se colgó su camiseta con el número 7 entre el entusiasmo de los aficionados. El reconocimiento que merecía un jugador ejemplar que solo vistió los colores blaugrana.

Newsletter

Informa't de les nostres activitats per mail:

Copyright © 2016 - Associació d'antics jugadors de bàsquet del F.C. Barcelona

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad