• Estrellas blaugranas

    1975: Juan Antonio San Epifanio

    Fue el mejor jugador de Europa y uno de los más destacados en la historia del Barça

    epi1

    Epi destacó siempre por su eficacia en los lanzaminetos

     

    Epi. Simplemente Epi. Nada de Juan Antonio San Epifanio. Todos nos entendemos al hablar de Epi, por mucho que en sus primeros partidos en el Barça apareciera en la prensa como Epi II recordando que su hermano Herminio también jugaba. Epi fue, de largo, el mejor jugador español antes de que explotara la generación de Gasol. Y uno de los mejores de Europa. Un jugador ejemplar hecho a sí mismo a base de trabajo y sacrificio. Se ha dicho mucho que Epi era un mal jugador en edad junior y esto es una verdad a medias. Él mismo explicó que «mi primer partido lo perdió por 27-0 y esta temporada no conocí la victoria, pero al año siguiente ya conseguimos un empate a 7 puntos y yo anoté 4». Pero fue descartado en el colegio Santo Tomás de Aquino porque sobraban tres jugadores. No era una estrella -estaba algunos peldaños por debajo, por ejemplo, de Juan Manuel López Iturriaga- pero había aprendido mucho en el CN ​​Helios donde llegó con 12 años procedente del Colegio Santo Tomás de Zaragoza, donde había nacido el 12 de junio de 1959 y llegó a ser internacional juvenil (8 ocasiones), junior (26) y sub’22 (13). Era la perla del histórico club maño cuando se produjo un hecho inesperado.

    Epi3

    Solozábal, Epi y Norris fueron la columna vertebral del Barça de los años 80

    Iba a desaparecer el Kas, un equipo vasco financiado por la firma de bebidas y el Barça decidió llevarse a Herminio San Epifanio, su mejor jugador. Pagó un millón de pesetas y aceptó su única condición: «mi hermano Juan Antonio debe entrar en el Barça», dijo a Eduard Portela, Director Deportivo del club. Era 1974. Herminio se fue al primer equipo y Juan Antonio, al juvenil y el colegio Alpe. Tres años después -ya convertido en Epi y de la mano de Ranko Zeravica- inició su triunfal carrera en el primer equipo del Barça. 18 temporadas (se retiró el 21 de mayo de 1995) en el que ganó 7 Ligas, 10 Copas, 2 Recopas y una Korac. Fue 239 veces internacional -el que más hasta que lo superó el también barcelonista Navarro- y se convirtió en el mejor jugador de Europa (oficialmente designado en el año 1984). Fue el referente barcelonista en los mejores años y dejó va sello de una calidad humana de acuerdo con la deportiva. Cumplía en defensa y en ataque tenía esta magia de los que saben leer el juego y anotan con facilidad. Finalizaba los contragolpes con perfectos bandejas y con tiros de 3/4 metros a tablero y en ataque estático era un seguro con sus lanzamientos por poco que saliera del bloqueo con unos centímetros. Su rendimiento fue más eficaz cuando apareció la línea de tres puntos en la temporada 84-85. Sin triples, mantiene el récord de anotación de la Liga ACB (contabilizaba desde 1983) con los 54 puntos que le hizo al Joventut en la primera temporada bajo este formato

    Foto Epi Veterans

    Epi continua siguiendo al Barça y disfruta siempre que puede desde el Palau Blaugrana

    «Fue un partido extraordinario y tuvo dos prórrogas. Yo tenía un día acertadísimo, con unos muy buenos porcentajes en el tiro. Estaba muy inspirado, y recuerdo que además anoté las canastas importantes en los momentos decisivos. Tengo un recuerdo muy grato. Pero nunca pensé que esta anotación fuera a perdurar tanto «, comentó el mismo Epi. El colofón a su vida deportiva fue el 25 de julio de 1992 cuando realizó el último relevo con la antorcha olímpica en los Juegos de Barcelona en un honor que nunca había correspondido a un jugador de baloncesto. Epi lo explica con rotundidad. «Lo he dicho muchas veces, pero es la única manera de definirlo: fue como estar en una nube, un momento mágico». Eran sus cuartos Juegos tras Moscú’80, Los Ángeles 84 y Seúl-88. Aunque ahora su nombre sigue vivo porque su excelente imagen le permitió protagonizar gran cantidad de anuncios publicitarios. Fue comentarista de televisión y mantiene una empresa que organiza eventos deportivos, entre otras actividades. Un mito en el barcelonismo, sin duda.

Newsletter

Informa't de les nostres activitats per mail:

Copyright © 2016 - Associació d'antics jugadors de bàsquet del F.C. Barcelona

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad